Taxi, please, a la campiña

Llega la primavera y decido coger un taxi a la campiña inglesa, que desde aquí queda relativametne cerca.

Nota al margen: después de leer con atención la entrada “Cricket” de la Wikipedia sigo sin entender nada.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Delicias chinas

Paloma a la parrilla con salsa de soja, pulpo con guarnición de de órganos de cerdo, “deep fried” intestinos, y labios de pez. Nada que añadir. Un poco de sal quizás y vino para tragar.

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

Más bichos

Un zorro de Londres ha saltado a las portadas de los tabloides por subir hasta el piso 72 de la torre más alta de la ciudad -todavía en construcción- y le ha robado por unas horas el protagonismo a Kate Middleton, la prometida del príncipe. The Sun estaba allí.

En la imagen, un trabajador de la City demuestra el amor de los londinenses por los animales en la terraza de un pub de Parsons Green al salir de la oficina.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Fast-lux

Anteayer fui a la ópera y lo más interesante fue el entreacto. No es que me falte sensibilidad, a mí con Wagner me entran ganas de invadir países, como a Woody Allen, pero en esta ocasión la obra era contemporánea (sic) y explicaba la historia de una modelo cocainómana de Playboy. No se puede negar que es divertido escuchar la palabra fuck varias octavas por encima del tono de voz audible.

En todo caso, lo más admirable ocurrió en la pausa, de media hora. El público era británico de clase alta, abundaban las pajaritas, los bigotitos y las gafas de pasta redondas. Eran las nueve de la noche y resulta que muchos de ellos querían cenar, aunque sólo tuvieran 30 minutos. El restaurante de la Royal Opera House lo tenía todo previsto: al salir del primer acto las mesas no sólo estaban preparadas, sino que los camareros habían servido ya los platos, el vino, y habían dejado la cuenta sobre el mantel. Había mesas de salmón y patatas, otras de carne, y alguna con ensaladas, el menú dependía del lugar donde se sentara cada uno. Al sonar la campana dejaban los billetes sobre una bandeja, y de nuevo a la butaca.

Crónica de la ópera

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Bichos

La otra noche estaba asomado a la ventana y vi pasar un gato enorme con una cola desproporcionada que resultó ser un zorro, y no un gato. Como esto es Inglaterra esperaba ver doblar la esquina a varios aristócratas a caballo persiguiendo al animal con sus perros, pero no vino nadie. El zorro estuvo unos minutos olisqueando las bolsas de basura repartidas por la acera y al cabo de un rato se fue.

Comentando la historia por ahí me he enterado de que en los parques de Londres abundan los zorros, y que por las noches es habitual que salgan a cazar basura.

Nota: ¿He comentado alguna vez que en Londres no hay contenedores? La gente tiene explicaciones que parecen muy razonables para eso -es por seguridad, dicen-, pero a mí me huele a que está relacionado con el hecho de que no venden gel de ducha en los supermercados. Sólo hay champú, y para comprar una mísera botella de gel de ducha hay que ir a ¡una farmacia! (Pueblo corsario, que diría un amigo).

En la imagen, caballos en Oxford Street a las ocho de la mañana, porque el zorro era muy escurridizo para sacarle una foto.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Los Bafta, instrucciones de uso

Los periodistas que cubren los premios Bafta -los Goya británicos, digamos- deben leer 25 páginas de normas antes del día del evento, es decir, hoy a las seis. La BBC retransmite en diferido la ceremonia a las nueve de la noche, por lo que hay que saber de antemano si hay algún embargo en los premios, las declaraciones en la alfombra roja o las ruedas de prensa de los ganadores. También hay que enterarse de dónde y a qué horas puedes acreditarte, y estudiar un detallado mapa de los accesos a la Royal Opera House, entre otros detalles.

Donde no me había detenido era en la sección dress code, en la que se especifica que los periodistas deben ir vestidos de traje y con corbata, y subraya que bajo ningún concepto alguien en tejanos podrá acercarse a menos de doscientos metros del auditorio. Naturalmente yo he llegado este mediodía a Efe en tejanos -por suerte con zapatos más o menos de vestir y algo parecido a una americana-.

Esta es una agencia seria, así que en la redacción había unas cuantas corbatas donde elegir. He cogido una oscura y he aprendido a hacer un nudo Windsor por Internet -me ha quedado bordado, oiga-. Los tejanos tenían peor solución, así que he bajado al h&m de Oxford St y he comprado unos elegantísimos pantalones por 14,99 libras. (¿Esto lo puedo pasar como gastos?).

Finalmente he podido entrar, no me han mirado mal en la puerta, y estoy ubicado en la media room dos horas y media antes de que empiece la ceremonia -esta parte de las normas sí que la leí, había que venir con mucha antelación-.

Como es Londres y es febrero, llueve, así que la alfombra roja debe ser a estas alturas una moqueta encharcada. La organización tiene paraguas transparentes para pasear a los actores bajo la lluvia y que se les vea la cara.

Crónica de los Bafta

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

One tinto, please

Esta semana ha empezado flamenca. Estrella Morente cantaba en Londres ante un público en su mayor parte británico. Los ingleses, cuando no han bebido varias pintas en un pub o alguna jarra de sangría en Benidorm son bastante reservados, y durante la actuación de la cantaora miraban extrañados hacia el fondo del patio de butacas para ver quién era el spaniard que entre canción y canción se desgañitaba gritando ¡Viva el Albaicín! ¡Olé tu padre, morena!

Crónica del concierto

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario